Cómo se divierten los alemanes con fotos

08 agosto 2006 | Publicado en | 0 comentarios

Una de mis hipótesis al comenzar este blogcito era que publicar una página o un pequeño sitio web en internet equivalía a —digamos— pegar una estampilla con un mensaje en una columna de alumbrado público en una calle no demasiado concurrida de una ciudad mediana. Alguien, sin duda, tarde o temprano la vería, incluso hasta es posible que la leyera. Pero el impacto en el barrio donde esa hipotética columna de alumbrado se encuentra sería completamente nulo. En esas condiciones, un blog como éste equivaldría a un lugar en gran medida secreto.

Grande fue mi sorpresa entonces, cuando el otro día descubrí que Porteños en Ginebra aparecía listado segundo por Google entre los resultados de una de las búsquedas que sus usuarios realizan todo el tiempo. En serio. Basta teclear Cómo se divierten los alemanes con fotos, y ahí está, este humilde y joven blog ocupando un segundo y orondo lugar entre más de 18 mil resultados. Porteños... sólo es superado por otro blog que tiene un nombre tan bueno que merece sin duda el primer lugar: elfrascodelodio (contra lo que su nombre puede sugerir, en realidad se trata de un más bien inofensivo blog literario).

Estoy segundo en Google! —grité, asustando a mi perra que dormitaba a mis pies. Una cálida euforia me inundó por aproximadamente tres segundos y medio, hasta que pensé que, al fin y al cabo, Cómo se divierten los alemanes con fotos es más bien una búsqueda algo bizarra para hacer. Qué tipo de persona podría interesarse por tamaña necedad?

No fue esa la única experiencia de haber llegado a la cima de los buscadores que los últimos días me depararon. El buscador de Blogger lista a Porteños... segundo para la palabra ca.lien.te, debajo de una sesuda explicación de porqué el agua ca.lien.te se congela antes que la fría (en realidad no es cierto, sólo se congela antes que la tibia).

La cosa está un poco más peleada para la búsqueda —siempre en Blogger— de mu.jer ca.lien.te. Aquí Porteños... listaba tercero o cuarto (esta búsqueda es muy dinámica y cambia rápidamente), justo debajo de una muy detallada, gráfica y —justo es reconocerlo— bastante bien escrita explicación sobre los beneficios y la técnica del se.xo o.ral.

Ahora, estar entre los diez primeros —en una lista ordenada por orden de relevancia— de más de 28 mil blogs —tal el caso para mu.jer ca.lien.te — no es pavada, se me ocurre. Aunque, es cierto, no estoy del todo seguro de que me alegren estos últimos resultados. Cualquiera que sea mi target public, asumiendo que tuviera uno, no incluye —no al menos en primer lugar— el perfil que imagino comparten los interesados en esas búsquedas.

En fin, esto me llevó a pensar que, por ejemplo, debería implementar intencionalmente una de las técnicas recomendadas por quienes se dedican a hacer "subir" sitios web en los resultados de los buscadores: utilizar las palabras o frases más probables por las cuales el público que me interesa buscará sitios web. Pero dado que no tengo nada claro cuál podría ser ese público, tanto daría probar con frases al azar, y ver qué pasa. Por ejemplo Enamorados peces dedican poemas a románticas bicicletas. Google da unos 80 y pico resultados. Veremos cuánto tarda en poner a Porteños... a la cabeza del pelotón. Y quién —si acaso alguien— llega a leer esta página a partir de esa búsqueda (se ruega dejar mensaje en la sección comentarios acá abajo).

Mientras tanto, mi hipótesis acerca del impacto de un blog se mantiene incólume. Cual discreta estampilla pegada entre enormes afiches promocionando detergentes y candidatos políticos, me asegura un divertimento privado, casi íntimo.

Ah! Cómo se divierten los alemanes con fotos? No tengo ni la menor idea... (Y los de la foto de arriba son suizos, no alemanes.)

:: Puesta al día del miércoles 9 de agosto de 2006

Debería haberlo sospechado, imprudente de mí! Después de haber escrito una y otra vez en esta nota palabras y frases ca.lien.tes —mejor las pongo así para no empeorar las cosas—, incluyendo algunas totalmente nuevas en este blog como se.xo o.ral, Porteños... trepó varias posiciones en Google para esas búsquedas... Pero no sólo en búsquedas ca.len.tu.rien.tas sino también en la bizarra aquélla sobre los alemanes y las fotos —que fue el origen de todo— ahora Porteños... relegó a una segunda posición a elfrascodelodio (disculpen, muchachos). Es cierto que quien hizo la búsqueda introdujo esta vez una variante: Fotos de cómo se divierten los alemanes. Pordios! A quién le puede importar?

:: Puesta al día del domingo 20 de agosto de 2006

Como las cosas seguían empeorando, decidí escribir todas las palabras equívocas con las sílabas separadas por un punto a ver si el blog sale de la zona ro.ja. Espero que funcione…

0 Comentarios