Mercado de pulgas

25 febrero 2007 | Publicado en | 4 comentarios

La fiesta anual de la escuela de Amparo siempre incluye en su programa un marché aux puces donde los niños pueden vender juguetes, libros, CDs, etcétera. Por primera vez este año, nuestra pequeña se sumó con entusiasmo a la propuesta y todos juntos montamos nuestra tiendita junto a las de muchas otras familias.

El clima lluvioso, frío y en general gris, conspiró contra la asistencia de público. Poca gente vino sólo a comprar, de manera que el marché resultó más cercano a un club del trueque, pero igual fue divertido. De todos modos, algo se vendió (los precios eran más bien simbólicos).

Amparó incrementó su colección de productos relacionados con los 101 dálmatas —parecen ser en realidad 1001, a juzgar por la infinita explotación del merchandising—, y nosotros añadimos un nuevo ejemplar a su colección de CDs educativos.

Acá abajo hay un modesto “foto ensayo” :-) sobre el evento.


Hay clientas que se interesan por la mercadería, pero francamente la edad no les da.


Por suerte, el cliente adecuado aparece un poco más tarde.


Esta clienta está vivamente interesada en un artículo.


Y decide comprarlo.


Pero con buen criterio, no acepta la “yapa” gratuita que quieren
“enchufarle”.


Lamentablemente, todo se frustra con la llegada de la autoridad. No hubo s'il vous plait que valga.


Pero esta historia tiene un final feliz. Vean esa mirada: el Teletubi encuentra nuevo dueño (o nueva dueña, no estoy seguro).


Eso sí, hay mercadería que resulta totalmente invendible, no importa cuán bajo sea el precio. Los clientes parecen haber estado al tanto de ese corolario de la Ley de Murphy que dice: “Jamás inviertas en algo que come”.

4 Comentarios

  1. mardevientos says:
    lunes, febrero 26, 2007

    que lindooo!!:)-- los nenes de clientes y comerciantes.. No les duele vender sus juguetes?...
    Decile a Amparo que si le gustan muchos los 101 le mando a mi Lunita (dalmata) de regalo... Joda, a ella no la regalo!!

  2. SpinDoctor says:
    miércoles, febrero 28, 2007

    Bueno, creo que no les duele: ellos eligen cuales vender —al menos la nuestra lo hizo— y lo "recaudado" es para ellos, con lo cual pueden comprarse otros juguetes... Al que le dolio un poco fue a mi, vender ese juguete que se ve en una de las fotos (la pizarra negra con los engranajes de colores que se movian), pero no me anime a comprarlo yo...

    Amparo esta fascinada con los dalmatas y su coleccion de todo lo dalmata que hay en el universo crece a ritmo sostenido. Tal vez algun dia se pueda convertir en plata... ;-)

    A Lunita yo la aceptaria unicamente como canje por Bacana, nuestra setter irlandesa, cascarrabias y desobediente. Como lo ves?

  3. Anónimo
    miércoles, febrero 28, 2007

    Amparo, vendió esos juguetes preciosos, o todos los demás ninhos tienen la misma cantidad de material descartable en sus cuartos?

  4. SpinDoctor says:
    jueves, marzo 01, 2007

    Si, vendio algunas cosas: todas las barbies (3) mas el Teletubi, tambien la pizarra negra con engranajes de colores, y algunos libritos. Saco unos 12/15 francos mas o menos, de los cuales gasto inmediatamente 3 o 4. Si, la mayoria de los nenes tienen probablemente mas de lo necesario. La venta tambien estuvo dificil porque el clima realmente no ayudo; nosotros probablemente nos hubieramos quedado en casa si nuestra niña no hubiera decidido hacer su primera experiencia como vendedora.