La muerte de un blog

19 julio 2007 | Publicado en | 7 comentarios

Hace un tiempo uno de los blogs que solía leer y comentar fue "terminado" por su autora. Esto es algo que sin duda ocurre con frecuencia, pero éste fue el primer caso que se dio entre los blogs que aparecen linkeados en el mío. Algo así como cuando muere no un ser querido, ni tampoco un amigo, pero —digamos— alguien a quien conocés: el kioskero al que le comprás el diario, por ejemplo, y del que sabés poco y nada pero con el que intercambiás un poco de conversación regularmente.

En su post final, la autora del blog explicó su decisión en estos términos:
...los que han leído este blog desde que lo empecé, bien saben que siempre he cuestionado esto de pasar tanto tiempo online, ya sea publicando un blog, leyendo blogs de otros, siguiendo enlaces de aquí y allí, etc. Hace un tiempo empecé a escribir menos frecuentemente porque también he estado cuestionando la importancia de publicar un blog. Para qué sirve? Cada uno tendrá una respuesta distinta. La mía es que un blog personal es una herramienta de distracción. En el caso de quien bloguea una vez por mes, será una distracción momentánea, como lo es un rompecabezas o un crucigrama. En el caso de quien bloguea a diario (o lee una docena de blogs ajenos a diario), me temo que sirve como distracción a un problema delicado, de raíces profundas, una carencia. Aquel que lleva una vida plena y balanceada no pasa la mayoría de su tiempo libre online "comunicándose". No fue sino durante mis peores bajones que busqué el tipo de distracción que sólo se encuentra online, donde hay millones de otras almas con esa misma necesidad de "comunicar" y distraerse. En fin, que para mí ha llegado la hora de decir a otra cosa mariposa y a volver al mundo real, de carne y hueso. A vivir se ha dicho, se acabaron las distracciones.
Y plop! Apagó la luz del blog y salió, sin volver a mirar atrás. A los pocos días, la dirección del blog fue "ocupada" por alguien que publicó una nota financiera copi-pasteada de algún lado —supongo que para ver si la dirección del blog atraía un número de visitantes que la hiciera rentable en términos publicitarios—, y hace poco el blog desapareció por completo. La cita anterior proviene de la versión conservada en "cache" por Google —la cual, hoy, también ha desaparecido.

Acá, me parece que esta nota puede tomar aquí dos direcciones:

Una, tematizar la desaparición de un blog a partir de la analogía con la muerte de una persona. Tienen los blogs un ciclo de vida? Nacen, crecen, se reproducen y mueren? Se enferman? Engendran descendencia? Son recordados cuando ya no están? Sus restos digitales se descomponen? Etcétera.

Dos, discutir el análisis hecho en ese post final acerca de las motivaciones que llevan a alguien a bloguear y a leer blogs ajenos. Es un blog un pasatiempo, una distracción como armar un rompecabezas? Estamos, los blogueros, todos afectados por serias carencias? Una persona plena y de vida balanceada no bloguea ni lee blogs? Es bloguear algo contradictorio con el mundo real, de carne y hueso?

Qué tarde se ha hecho. Por hoy, dejo la preguntas. Traten de no colapsar los servidores de Blogger con los comentarios, de acuerdo? A ver si me cierran el blog...

[El dibujo, de M. C. Escher, no sé de dónde lo saqué.]

7 Comentarios

  1. Laura Berra says:
    viernes, julio 20, 2007

    Qué post tan disparador!!!
    Pienso a la internet como una biblioteca gigantesca, en la propia casa. Sin esfuerzo podemos leer mucho, tanto bueno como espantoso.
    Un día uno dice: Bueno, también puedo y se anima a hacer un blog. Lo que no se imagina, al principio, es el tiempo que esto lleva.
    Bloguear es tan contradictorio con el mundo real como antes era escribir cartas, con la diferencia que ahora es más rápido y uno se va haciendo de más amigos. Además no tenés que andar buscando excusas para alejarte y encima si volvés, serás recibido con mucha alegría.
    Por ello nacen, enferman, se curan y también mueren, algunos como fantasmas que no encontraron el camino, pues dicen que jamás hay que cerrar un blog “oficialmente” sino dejar que sus restos vaguen a la deriva.
    Alguna vez alguien buscará la información que necesita en un blog abandonado, éste renacerá y hasta hará que algún desconocido diga: Qué lástima, por qué no lo habré descubierto antes, capaz no tenía quién le escribiera.
    Muchos saludos,

  2. Luciano says:
    viernes, julio 20, 2007

    A mi ese blog, su final, me afecto mucho. Estuve a punto de cerrar el mio.
    Al mismo tiempo me senti insultado.
    Y advertido. Engañado tambien por alguien que se habia tomado la molestia de comunicarse conmigo para luego cortar amarras, declararme tal vez no sano y desaparecer.
    Y despues ya no me importó porque esa fue su necesidad y la mia sigue siendo la de enviar pulsos y recibirlos y por un momento tener un eco.

    En cuanto a la muerte de un blog, muchas veces he prsentido la muerte del mio. Es como un pulso. A veces sale a borbotones y ptras veces se detiene y da pena en su impotencia. Por ahora sigue.
    Y me da mucha pena cuando alguna cierra el kiosco. Lo que es raro porque en realidad no conoces a esa persona completamente.
    Lo raro es que muchas se te hacen necesarias.

  3. Adrian Kosmaczewski says:
    viernes, julio 20, 2007

    mira, yo reconozco que en el google reader tengo mas blogs de los tecnicos, que de los no-tecnicos entre mis 170 suscripciones (!), y el tuyo es uno de ellos, spindoctor. me la paso leyendo sobre lenguajes de programacion, la web, y cosas asi. durante 10 años no tuve tele (nos compramos una con clau el año pasado) y debo decir que internet la suplanto totalmente y completamente durante ese tiempo. leer blogs es tremendo porque no es informacion filtrada, por los medios, es saber lo que pasa en el mundo de la programacion desde abajo, constantemente, y asi me veo pasando revista a unos 100 posts por dia!
    me llamo adrian, soy un lector compulsivo, leo mas de 8 horas por dia, y reconozco que es una adiccion total :)
    ahora bien, que un blog muera es normal en algun punto, creo que todo tiene su tiempo y su espacio. incluso un blog.
    la lastima es que no queden rastros, que el cache de google ya ni recuerde, que nadie pueda leer mas lo que escribiste. eso es triste, pero es una eleccion de cada uno.
    un par de pensamientos incongruentes a las 9 de la mañana en lausana...
    un abrazo spindoctor!

  4. CB says:
    lunes, julio 23, 2007

    Además de leer blogs, leer libros también me aleja de la realidad?
    Yo disfruto leyendo. El formato de blog lo disfruto. Me acerca, si , más al autor, que un libro impreso.
    Y escribir me gusta, y este medio a mí me da, hoy, satisfacción.

  5. Señorita Cosmo says:
    viernes, julio 27, 2007

    La verdad es que no estoy para nada de acuerdo con la generalización de esta mujer (cuyo blog, creo no haber leído nunca).
    En mi caso, no sólo que conocí internet en un excelente período de mi vida, si no que contradiciendo a ese posteo póstumo, las veces que no estuve en buenos momentos, me alejé de la web hasta mejores tiempos.
    Digamos que cada uno tiene su historia y sus motivos para todo, y en un lugar que es visitado por millones de personas de todo el mundo, no me parece que funcione "generalizar".
    Tapar los problemas se taparon en todas las épocas. Si alguien va a "tapar" sus problemas, lo va a hacer con o sin blogs. Hay infinidad de cosas para hacerlo.
    Alcohol, pasarse horas frente al televisor, trabajar, estudiar o cambiar de pareja compulsivamente, aferrarse a una religión, etc. Y así como todo eso, en su justa medida es, desde divertido a excelente, creo que pasa lo mismo con internet.

  6. fuerza says:
    domingo, julio 29, 2007

    Hola, intrigante parase a preguntar si el blog algún día morira.
    Pero el mío acaba de empezar y no puedo pensar en cerrar, es imposible!Si quieres me visitas.

  7. SpinDoctor says:
    sábado, agosto 04, 2007

    Tremendas gracias, Laura, Luciano, Adrián, Cristina, Señorita Cosmo, y Fuerza —bienvenida—, por los comentarios. Me dejaron pensando. Continuará.