Saldos y retazos

24 septiembre 2008 | Publicado en | 1 comentarios

Seamos precisos, caramba! Persona más, persona menos, todo el mundo sabe que acaba de comenzar el otoño en Ginebra —y, correlativamente, la primavera en Buenos Aires. Lo que no todos saben es que —por lo menos en Ginebra— el otoño empezó el lunes pasado —atención— a las 17 horas 44 minutos. Qué cómo lo sé? Porque lo informó MétéoSuisse. No es joda, así somos acá en Calvin city: no toleramos imprecisiones, vaguedades ni pendejadas concomitantes. Un consejo? Si una mañana en el ascensor te encontrás con tu vecino del sexto, el que tiene cara de ex gendarme fronterizo, empezá la conversación con un cortés “A qué hora salió el sol esta mañana?”

Salvados, al menos por un rato. Dicen que hasta en Galway, Irlanda, se escuchó un suspiro de alivio cuando corrió la noticia de que el Gran Colador de Jarrones (también conocido como Large Hadron Collider, y sobr el cual me he explayado aquí) había entrado “en panne” —vulgo: había capotado—, y eso a apenas días de su exitosa puesta en marcha, que mereció la atención de todo medio de comunicación que se respete. La falla técnica parece no ser compleja, pero tampoco es sencilla de arreglar: como el juguete opera a menos 270 grados, hay que calentarlo para que Cacho y Pepe puedan bajar al túnel a ver dónde hay que ajustarle las tuercas. Resumen, que va estar parado hasta la primavera que viene. L’ujero nero tendrá que esperar...

Más música de películas. Lo tenés a Hugo Díaz? Sí, el de la armónica. En 2001 grabó un disco de tangos con José Colángelo —algo que pertenecía al campo de mi inabarcable ignorancia hasta el otro día, cuando vimos Los Falsificadores, una película austríaca que ganó el Oscar 2008 a mejor peli extranjera. Cuenta la historia de un grupo de judíos que sobrevivieron al exterminio en los campos de concentración nazis gracias a su pericia en las artes gráficas. La peli comienza con el protagonista solo frente a un mar que se adivina inmenso. De pronto, como brotando desde el fondo de un océano de desesperación, la armónica de Hugo Díaz arranca con los primeros, desgarrados compases de una increíble versión de Mano a mano.
Que es el primer tango del disco. Y que podés escuchar acá mismo. Pero no te quedes sólo con un tema, todo el disco es una maravilla.

It’s Blog Action Day again! Bloguera amiga, bloguero amigo, llega otra vez el “Día de Acción Blog”. En su edición 2008 nos propone como tema para una gran blogueada unánime que sacuda los cimientos de la blogosfera nada menos que la pobreza. La cita es el día 15 de octubre. Si no se te ocurren ideas, acá hay sugerencias (en inglés).

No es que el verano se haya ido, es que a Calvin city casi casi ni llegó...


1 Responses to “Saldos y retazos”

  1. Luciano says:
    jueves, septiembre 25, 2008

    Muy buen tema para empezar mi mañana, muchas gracias.
    Me imagino cómo deben enfriar las cervezas los técnicos del colador de jarrones, je.